02. FINCA SANGUIJUELA

Ecológico-biodinámico

 

Nuestro cultivo sigue las prácticas ecologicas y biodinamicas. Favoreciendo  un entorno  rico, diverso y equilibrado

El abastecimiento del suelo con sustancias nutritivas sucede por el ciclo natural en el cual se devuelve al suelo los sarmientos de la poda, los restos de las lías y del orujo de la vinificación, por medio del compost biodinamizado.

La sustracción de las sustancias nutritivas principales se compensa con compost y con el abonado en verde, que supone la siembra de leguminosas: habas, vezas, tréboles, guisantes, etc (captadores de nitrogeno). Paralelamente se consigue reducir el riesgo de erosión del suelo.

Con una laboriosa mano de obra se reduce el rendimiento por medio de una poda de invierno en doble guyot, donde se dejan de 6 a 8 yemas por cepa.

Luego siguen muchas intervenciones en la poda en verde (despunte, desnietado y despampanado), para conseguir una pared foliar elevada, suelta y bien distribuida. Esto aumenta la calidad de la uva y, al mismo tiempo, tiene una fuerte función preventiva contra los posibles ataques de enfermedades fúngicas y plagas.

La protección de las cepas de cualquier enfermedad y los tratamientos se hace con productos ecológicos. Limitados sobre todo a medidas preventivas cuando hay una climatología adversa, y apunta sobre todo a un fortalecimiento del propio sistema de defensa de las plantas y de la fauna auxiliar existente.

Se aplican pequeñas dosis de azufre elemental y cobre, jabón natural, extracto de ajo, feromonas, silicato de potasa, alcohol, levaduras y aceite de hinojo, así como los preparados biodinámicos del 500 al 508 (cuerno de boñiga, cuerno de sílice, milenrama, manzanilla, ortiga, corteza de roble, diente de león, valeriana y cola de caballo).